La miel es un excelente aliado en la salud y la belleza por su gran contenido de minerales, aminoácidos esenciales, vitaminas y antioxidantes.

Es muy conocida por sus cualidades desinflamatorias y antibacterianas por lo que se emplea como remedio natural para muchas afecciones de salud como problemas digestivos, dolores de garganta y tos.

Es un hidratante natural usado para mejorar el aspecto del pelo y la piel.

Veamos con detalle los principales usos que se le puede dar a la miel natural de abejas para mejorar nuestra salud y aspecto.

1. Mejorar la salud del cabello el cabello

Empecemos por uno de los usos más comunes de la miel. Su alto contenido en vitaminas B, C, D y E la convierten en un hidratante natural perfecto para mejorar las puntas quebradas, el frizz y el cabello apagado y sin fuerza.

Hay muchas mascarillas con miel para el pelo, pero esta es mi favorita:

  • Machaca un plátano con un tenedor hasta que te quede una pasta espesa
  • Mezcla 5 gotas de aceite de almendras y 2 cucharadas de miel
  • Aplica en el cabello por 20 minutos
  • Lava tu pelo como siempre.

Conseguirás mucho mas brillo y suavidad al tacto.

Esta mascarilla la puedes aplicar 1 vez por semana hasta lograr reparar el daño causado por el exceso de calor, los tintes y otros factores externos.

2. Hidratar y reparar la piel de la cara

Como ya vimos, la miel es un hidratante natural muy potente, pero a la vez, sus propiedades antibacterianas ayudan a restaurar el Ph natural del rostro logrando una textura mas suave y un color más uniforme.

Igualmente, hay muchas mascarillas con miel que puedes aplicar en tu rostro, mi favorita es esta:

  • Mezcla 2 cucharadas de yogurt griego natural con 2 cucharadas de miel hasta que quede una pasta homogénea.
  • Aplica sobre tu rostro limpio y deja actuar durante 20 minutos.
  • Retira con agua fría para cerrar los poros.

Aplícala una vez por semana para ver los efectos a largo plazo.

Otra aplicación beneficiosa para el rostro es la exfoliación con miel:

  • Mezcla 1 cucharada de miel con media de azúcar blanca.
  • Frota la mezcla en tu rostro con movimientos circulares.
  • Deja actuar 5 minutos.
  • Retira con agua fría.

Exfoliar la cara 2 veces por semana ayuda a eliminar las células muertas y fomenta la regeneración de los tejidos haciendo que el rostro luzca mas joven.

3. Dolor de Garganta y Tos

Creo que no hay nadie que no conozca los efectos positivos que tiene la miel sobre los síntomas del resfriado común.

El magnesio, fosforo y potasio convierten a la miel en un excelente desinflamatorio y expectorante natural por lo que es muy usado para aliviar la congestión nasal, el dolor de garganta y la tos.

  • Mezcla en agua caliente 2 cucharadas de miel y medio limón y bebelo varias veces al día.

No solo ayuda a aliviar las molestias de la garganta, también ayuda a mejorar el malestra general al fomentar la sudoración.

Te puede interesar -> 7 remedios naturales para el dolor de garganta

4. Hidratante para las manos

Si sufres de manos resecas, la miel puede hacer maravillas por ti. Las vitaminas presentes en su composición ayudan a suavizar y mejorar el aspecto de la piel de las manos.

  • Mezcla media cucharada de miel con media cucharada de aceite de coco. Aplícalo en tus manos y deja que se absorba. Luego de 20 minutos retira solo con agua fría.

Después de realizar cualquier actividad que pueda perjudicar la salud de tus manos, como la limpieza con productos químicos fuertes, aplica esta simple mezcla para evitar el envejecimiento prematuro y la resequedad extrema.

5. Mejorar las heridas

La miel posee una encima llamada glucosa-oxidasa que al ser aplicada sobre las heridas libera una sustancia llamada peróxido de hidrógeno encargado de romper las paredes celulares de las bacterias evitando su reproducción.

6. Mejora las alergias

Tomar miel de la zona donde se habita puede ayudar a mejorar las alergias producidas por el polen. La miel contiene el polen de las flores que las abejas polinizan para poder crearla. Tomar con regularidad esta miel ayuda a que nuestro cuerpo se acostumbre de manera natural y no nos afecte tanto cuando llegan las temporadas de polen.

7. Recuperación muscular

La miel contiene glucosa y al ingerirla luego de una sesión intensa de entrenamiento nos puede ayudar a recuperar la perdida de azucares que se sufre en el proceso. Tomar una cucharadita de miel después de hacer ejercicio nos proporcionará la energía necesaria para continuar con nuestras actividades.

Espero que puedas aplicar cada uno de estos remedios y experimentes por ti mismo los beneficios de este increíble alimento natural. Si tienes algo que agregar por favor déjanos un comenta