Seleccionar página

El dolor de garganta es muy molesto, esa sensación de resequedad, carraspera y dificultad para tragar comúnmente es provocada por una infección viral como la gripe o el resfriado que desaparece de manera natural al cabo de unos días.

Si el dolor de garganta es ocasionado por bacterias puede ser necesario tomar antibióticos para poner fin al problema.

De igual forma, sea cual sea el motivo de tu dolor, entendemos que quieras aliviar el malestar durante los días que toma la completa recuperación.

Hay muchas opciones farmacológicas que ayudan a aliviar el malestar, pero casi todas están hechos a base de productos naturales. Entonces ¿no es mejor usar preparados caseros en lugar de productos químicos? Yo creo que sí.

1.Gárgaras de agua con sal

La sal es un excelente antiséptico que ayuda a limpiar el área y bajar la inflamación y dolor. Mezcla una cucharada de sal en un vaso de agua y haz gárgaras por 30 segundos varias veces al día.

2.Gárgaras de Vinagre de Manzana

El vinagre de manzana acidifica el PH de la zona de la garganta y crea un ambiente poco favorable para el crecimiento de bacterias disminuyendo la inflamación y calmando el dolor.

Mezcla vinagre de manzana y agua a partes iguales y haz gárgaras por 30 segundos varias veces al día.

Te puede interesar -> 7 usos del vinagre de manzana para la salud y la belleza

3.Miel y limón

De mis remedios favoritos. La miel esta cargada de vitaminas y minerales como el fosforo y el potasio que la convierten en un expectorante y desinflamatorio natural. Por su parte, el limón tiene electrolitos y vitamina C que fortalecen el sistema inmune. Son la bomba a la hora de mejorar el dolor de garganta

¿Cómo beberlo?

  • Pon 1 vaso de agua a hervir
  • Retira de fuego, exprime el zumo de un limón y mezcla con una cucharada de miel
  • Bebe la mezcla tibia 2 veces al día

No solo ayuda a mejorar las molestias de la garganta, sino que alivia el malestar general causado por el resfriado.

Te puede interesar -> 7 remedios naturales con limón

4.Leche caliente con miel

Esta mezcla también es un excelente remedio para aliviar el dolor y la inflamación de garganta. Ayuda a mejorar el equilibrio bacteriano en la zona de la faringe y a descongestionar la flema acumulada.

  • Calienta un vaso de leche y mezcla 2 cucharadas de miel, bebe en la noche antes de ir a la cama.

5.Té de Jengibre

Posee propiedades antinflamatorias que ayudan a aliviar el dolor y la irritación de la garganta.

  • Hierve un vaso de agua y retira de fuego
  • Incorpora una rodaja de jengibre recién cortada y deja reposar por 7 minutos
  • Cuela la infusión
  • Bebe de 2 a 3 veces al día

6.Mucha agua

Se que cuando tenemos malestar en la garganta lo que menos nos provoca es beber y comer, pero es fundamental que bebes la mayor cantidad de agua que te sea posible para regular las funciones del cuerpo y ayudar al sistema inmune a combatir el virus que causa el malestar.

7.Vapor de eucalipto

El eucalipto es un expectorante natural. Su vapor ayuda a destrancar las vías respiratorias y a liberar la flema que causa inflamación y dolor de garganta. Sentirás alivio inmediato.

Hierve en 1 litro de agua 15 hojas de eucalipto, retira del fuego, coloca un paño sobre tu cabeza e inhala el vapor que se desprende de la infusión. Esto lo podemos realizar 3 veces al día.

EXTRA.Zumo de toronja

Ayuda a desinflamar por su alto contenido en vitamina C que fortalece el sistema inmunológico. Podemos exprimir varias toronjas y endulzar con un poco de miel.

EXTRA.Caldos a base de pollo

Ayuda al buen funcionamiento del sistema digestivo e inmunológico subiendo nuestras defensas que actúan contra los agentes que provocan la infección y el dolor. Al igual que la miel, el caldo de pollo ayuda no solo a mejorar el dolor de garganta, sino que mejora el malestar general casi de manera instantánea. Además, si tenemos fiebre, nos ayuda a sudar y regular la temperatura corporal.

Estos remedios no son la solución del problema que causa el dolor de garganta. Si tienes malestar acompañado de fiebres altas, es recomendable que acudas a un especialista para que pueda dar con la mejor forma de atacar la causa.

Si sufres de diabetes, ten cuidado con la miel porque puede alterar tus niveles de azúcar.

Te puedes interesar -> Prevenir la diabetes cambiando algunos hábitos