Estrés, el tormento de nuestra vida actual. El estrés es un mecanismo que tiene nuestro cuerpo para ponerse en estado de alerta; sin embargo, cuando la o las situaciones de estrés sobrepasan la capacidad de respuesta de una persona, esta puede sentir o experimentar una sobrecarga emocional que influirá en su bienestar físico y psicológico. Existen muchas causas que pueden desencadenar el estrés, acá te menciono algunas:

Causas del Estrés

El estrés también funciona como un estímulo frente a ciertas situaciones positivas, como pueden ser: el día de la boda, la presentación de la tesis, el nacimiento de un hijo, entre otras; sin embargo, el problema radicará en lo resiliente o no que seamos para amoldarnos a los cambios. Si el individuo se ve arropado por una situación, sus recursos emocionales no son suficientes para afrontarla o simplemente no logra reponer sus fuerzas, se dirá que el estrés lo afecta de forma negativa. El estrés se puede presentar de diferentes formas, te voy a dar algunas pistas para identificarlo.

Síntomas del Estrés

Este sentimiento de tensión física y emocional, trae consigo una serie de síntomas, síntomas emocionales que buscan una salida o desahogo a través del cuerpo. Vamos a estudiarlos.

  1. Dolor de cabeza
  2. Mala memoria
  3. Falta de concentración y energía
  4. Problemas estomacales, cardiovasculares, rigidez muscular, entre otros.
  5. Insomnio
  6. Cansancio
  7. Desgaste celular y envejecimiento prematuro.

El estrés es necesario para afrontar situaciones especiales que requieran de una demanda de energía adicional; sin embargo, saber cómo afrontar dichas situaciones será fundamental para aprender a manejarlo. Más allá de recomendarte 7 remedios caseros, me gustaría darte 7 técnicas para manejar los niveles de estrés y disminuir sus efectos. ¡Toma nota!

Técnicas para Disminuir los Efectos del Estrés

Cuando nos enfrentamos a una situación que requiere de toda nuestra energía física y mental, se liberan sustancias en nuestro organismo que nos mantendrán en ese estado de alerta, la clave está en aprender a regular y controlar nuestra respuesta ante esas situaciones para convertir un estrés potencialmente perjudicial en algo positivo. Compartiré contigo las técnicas para disminuir el estrés, ¡vamos!

Identificar el Estrés y Accionar.

Reconocer que estás atravesando una situación de estrés es clave, esto te permitirá gestionar. Las mejores formas de gestionar el estrés son: establecer prioridades, simplificar las actividades, ordenar y organizar. Muchas veces cuando organizamos un cuarto o el closet, de manera subconsciente también estamos organizando nuestras ideas y prioridades.

Procura conocer tu cuerpo y reconocer cuándo nos encontramos en un período de alto estrés y tomemos las acciones necesarias para disminuir el estrés.

Alimentación Saludable.

Sí, alimentarnos de manera saludable reducirá el estrés. Resulta que la alimentación influye en el sistema nervioso central y en el cerebro. Si nos alimentamos de manera tóxica, esto intervendrá en detrimento de la claridad de pensamiento, energía y otras funciones, además de favorecer la fatiga y otras funciones.

Te recomiendo evitar las carnes rojas, azúcares refinados, harinas refinadas, grasas saturadas y bebidas energizantes. Por otra parte, deberás incluir muchas frutas, verduras de hoja verde, aguacate, semillas y cereales integrales. Todo esto ayudará al sistema nervioso central y al sistema inmune a regenerarse y funcionar de manera óptima disminuyendo los efectos del estrés.

Potenciar el Sistema Nervioso.

Las situaciones de estrés constantes debilitan al sistema nervioso central, por eso será importante nutrir los nervios. Te recomiendo consumir alimentos e incluso complementos vitamínicos que contengan: omega 3, magnesio, vitamina C y complejo de vitaminas B.

Potenciar el sistema nervioso es fundamental para combatir y disminuir los niveles de estrés.

Meditar.

Es una de las mejores maneras de bajar los niveles de ansiedad y estrés, intenta hacerlo por 5 minutos dos o tres veces al día y notarás la diferencia. Notarás como disminuyes el estrés y sientes mayor claridad mental.

Hacer una Actividad Física.

Sobre todo hacer algo que disfrutes te ayudará a liberar tensiones, a despejar la mente y a liberar serotonina, lo que te llevará a un estado de relajación y felicidad. La actividad te ayudará a estar más feliz, más tranquilo y más distraído. Te ayudará a disminuir tus niveles de estrés

Afirmaciones positivas.

Ante una situación de estrés e incluso en muchas otras áreas de mi vida, una técnica que me funciona bien son las afirmaciones repetidas constantemente. Es una forma de auto-regularnos emocionalmente y en adición crear condiciones favorables para la resolución de conflictos.

Yo utilizo mucho la siguiente afirmación: “Tranquila, todo está bien, todo siempre se soluciona para mi mayor bien y el de todas las partes involucradas”. No sé cómo, pero el universo siempre actúa a favor para que todo se solucione.

Infusiones Herbales.

Yo amo la naturaleza, es tan maravillosa que tiene de todo para ayudarnos, te dejaré algunos de mis tés favoritos con propiedades relajantes que te ayudarán a disminuir la ansiedad, además son súper fáciles de preparar.

  • Té de valeriana.
  • Té de tilo
  • Té de jengibre
  • Té de toronjil y malojillo
  • Té de flores de cayena
  • Té de hojas de guanábana
  • Té de hojas de lechuga

Si tus niveles de estrés te agobian durante todo el día, lo más recomendable es que pongas un litro de agua al fuego; para el caso de la valeriana, el tilo y el jengibre, solo deberás agregar 4 cucharadas de alguno de ellos al agua, deja hervir y reposar. Para el caso del toronjil, malojillo, flores de cayena, hojas de guanábana y hojas de lechuga, solo deberás agregar un puñado de alguno de ellos al agua, deja hervir y reposar. Finalmente podrás colar y reservar en un envase preferiblemente metálico o de vidrio y consume este preparado durante todo el día. Esto es mejor que cualquier químico horrible de venta medicada.

Es muy importante prestarle atención a nuestro cuerpo, ya que el estrés puede desencadenar diversas patologías. Aplicar las técnicas que hoy compartí contigo, me han ayudado a mí también, solo es cuestión de saber aplicar, regular y manejar. Y tú, ¿tienes estrés?